EDICIóN GENERAL

BBVA espiaba a sus empleados para encontrar topos que pasaban información a la prensa

#4 hay sentencias favorables a la empresa en casos de uso correo corporativo, pueden mirar lo que quieran, aunque el empleado debe estar avisado, así que depende
#7 Avisado y conforme.
Si no, dejamos todos los derechos en cuanto pasamos a la oficina.
O por qué no, que nos graben los micros de los móviles de la empresa en casa porque es de la empresa y no lo dejas en la taquilla.

Con orden judicial de por medio, por supuesto.
#9 Es que si no estas conforme no te dejan firmar el contrato, te vas a tu casa y sigues buscando curro, basicamente.
#13 #7 #10 interesante debate, la verdad es que yo no lo tenía claro, estuve leyendo y encontré este artículo, parece que la empresa puede revisar correos corporativos, pero que existen ciertos limites:

cincodias.elpais.com/cincodias/2016/02/09/sentidos/1455044098_027628.h
"Con los correos enviados desde la dirección corporativa, el proceso es más sencillo. No hace falta autorización alguna: al ser una herramienta de la empresa, esta es la dueña y responsable de todo lo que desde ella se dice.

¿Dónde está el límite?
Existen varios condicionantes que limitan las búsquedas de datos. “Está prohibido entrar en contenidos estrictamente privados. Cuando intervenimos un ordenador, no podemos leer las comunicaciones que hablen de religión, enfermedades o sexualidad”, explica Aldama. Solo una orden judicial, normalmente si se entra en la vía penal (asesinato, terrorismo), justifica traspasar esta frontera."
#15 Pues sí, es interesante y complejo.
Hasta donde sé, pueden hacer búsquedas acotadas con un fin legítimo, pero no leer un buzón de correo sin permiso. Vamos, lo que se entiende por espiar.

Un ejemplo:
En el caso de la noticia podrían haber buscado en nombre de un directivo, pero no leer el resultado de un análisis de sangre del médico de empresa. El médico de empresa usa esos datos para dar el apto o no apto para trabajar a la empresa e informar de violaciones - como presencia de alcohol y drogas- pero la empresa no tiene derecho a saber si tengo cáncer o una enfermedad genética que cante en una analítica-.

Entiendo que tampoco tienen derecho a geolocalizar a la persona fuera de la jornada laboral, salvo que el empleado hubiera informado de la pérdida o sustracción del dispositivo.

Si la propiedad lo fuera todo, las telcos se hubieran hecho de oro con los datos que pasan por sus redes, porque las redes son suyas no de sus clientes.
#15 "Cuando intervenimos un ordenador, no podemos leer las comunicaciones que hablen de religión, enfermedades o sexualidad”,

¿Y cómo sabes que una comunicación trata de esos temas si ni los puedes leer? :troll:
#24 No lo lees con los ojitos de persona ;)

menéame