EDICIóN GENERAL

Estudiantes griegos protestan en el museo británico para que devuelvan las estatuas del Partenón [ENG]

Los que no están de acuerdo con que las piezas expoliadas retornen a sus lugares son los mismos que lo exigían a muerte en el caso de las obras de Sixena, que fueron vendidas por las monjas y que si no hubiera sido por el dinero público catalán gastado en restauraciones y conservación hoy en día no existirían. La vergüenza está en la vara de medir.

menéame