EDICIóN GENERAL

El crimen de Marta del Castillo escondía una estafa de 100.000 euros

Menudo pájaro este. Recogiendo carroña en secreto y frotándose las manos ante el delicioso pastizal que oteaba en su horizonte. No se quién le ha jodido el plan pero además de un periodista regulero, es un llorón.

menéame