EDICIóN GENERAL

Las Tablas de Daimiel, en estado crítico y sin agua del Tajo

Es la primera vez que una autoridad va en la dirección correcta, controlar las extracciones. Y es valiente teniendo en cuenta que los agricultores se han venido arriba últimamente. En las calles hemos visto muchos agricultores enfadados con razón, otros muchos a quienes el PP les ha pagado el bocadillo y a los vox, con sus menhires. Hay que reducir las extracciones, no hay más solución, o arar directamente el parque, que es lo que muchos querrían.

menéame