EDICIóN GENERAL

Soy Saúl López, experto en movilidad eléctrica. Pregúntame

#446 estás mezclando variables diferentes: no puedes equiparar consumos reales con emisiones homologadas de los térmicos, poco realistas.
Si tuvieras datos reales de emisiones CO2, sería algo a empezar a ver.

Los datos de emisiones de producción por kWh en España que citas son irreales hoy en día. Son datos de 2016. Ahora mismo es la MITAD prácticamente. Echa un vistazo a REE.

De todas formas, el vehículo térmico está muerto. Estamos ante el inicio de una tecnología que madurará estas décadas, y se alimentará mediante batería o hidrógeno.
#462 "no puedes equiparar consumos reales con emisiones homologadas de los térmicos, poco realistas."

Sin duda, solo puedo hablar de emisiones homologadas, que habrá que suponer que siempre sin inferiores a las reales, y ya he advertido que los datos de España han mejorado en dos años, pero ojo: Las emisiones que proclama el sistema eléctrico tambien pueden estar sujetas a manipulaciones, y la más obvia es que aunque en España apenas producimos con carbón, si que hemos pasado a comprar electricidad a Marruecos, que ha disparado su producción de electricidad "carbonífera".

Los vehículos térmicos tienen fecha de caducidad, pero nos están vendiendo un cambio de modelo que en cuanto a sostenibilidad no es tal, o al menos es un cambio muy matizable.

Estoy con Saúl en que no veo ningún futuro al hidrógeno en vehículos pequeños, y en todo caso tendrá algún futuro en transporte por carretera, buques mercantes, o puede que en maquinaria agrícola.
#464 un solo apunte: España apenas compra electricidad a Marruecos. En porcentajes, la cantidad que se compra a Marruecos es despreciable. Si tienes dudas, echa un vistazo a www.iesoe.eu/iesoe/.

Yo también pienso que el vehículo eléctrico no es sostenible. Es cambiarlo todo para poder seguir igual. Pero si vamos a continuar así, considero que el vehículo eléctrico terminará imponiéndose, aunque no sea una verdadera opción de compra para mí. Al menos hoy en día.

menéame