EDICIóN GENERAL

Morrison Hotel: hay sangre en las calles

La traducción es infame. Y el postureo que hay con The Doors desde hace décadas es igual de cansino. Es un buen disco, con un temazo como el "Roadhouse blues", que en la versión en directo queda soberbio.

menéame