EDICIóN GENERAL

La diputada que avisó del escándalo de los menores en Mallorca y la tacharon de loca

Por un caso totalmente diferente, he tenido que ir a hablar con algún político de Podemos en mi ciudad para solicitar amparo ante un problema urbano que no viene al caso.
Será casualidad, pero esa misma distancia, prepotencia y falta de empatía la viví en mis propias carnes. Independientemente de que tuviésemos razón o no, nos costó mucho siquiera hablar con alguien responsable, y cuando logramos hablar con alguien de segundo nivel nos engañaron y ningunearon.
Espero que hayan sido "casos aislados" y no una norma general de una "nueva forma de hacer política".

menéame