EDICIóN GENERAL

‘Las putas no tenemos paz”: el debate sobre la prostitución sube a escena

Lo más útil sería dejar a las prostitutas en paz, después de explicarles cómo se tiene que hacer para hacerse autónomas (si es que quieren cotizar, tender derecho a jubilación y a lo que toque en cada momento, etc.) en algún epígrafe de actividades económicas (masajistas, actividades para la salud, otras actividades lúdicas...).

Y dejar también en paz a quien de vez en cuando quiera ganar unos dineretes extra mediante servicios sexuales.

Que lo más bonito es ganar duros dando placer.

menéame