EDICIóN GENERAL

Los afectados por los incendios rechazan al primer ministro australiano: “No eres bienvenido, imbécil”

Es lo que pasa cuando pones un ignorane al frente de la realidad. El tipo dice que los incendios son obras de Dios. Es indignante. Vamos a pagar muy caro el brote de rabia infantil e ignorante que ha tenido el mundo votando a la extrema derecha religiosa.

menéame