EDICIóN GENERAL

El fin del dinero efectivo y el cierre de las oficinas bancarias

Vivo en una localidad muy pequeña en una provincia de las que tienen fama por ir decreciendo en población. Hay cuatro entidades financieras en el pueblo. En la oficina con la que trabajo, cuando llegué al pueblo hace diez años, había cuatro personas trabajando. A día de hoy, está solo el director que oficia de eso mismo y de chico para todo, amén de la caja.

Y esto es sólo una muestra de lo que se nos viene encima, señores.

Pero Teruel existe...
#3 espero que esos tres que ya no están, no fueran de los que te miraban por encima del hombro.
#4 Jajajaja... Bueno, muy amables que digamos, no eran.

Y el que queda es un pobre imbécil que no hace más que dar la murga con que me haga un plan de pensiones!
#7 Ni se te ocurra! Todo lo que te desgrabas tendrás que pagarlo después!
#9 Llevo más de veinte años negándome, así que sé positivamente que no me lo haré nunca. Mal que le pese al director de ese banco.
#3 Y en las ciudades igual. El otro día en la frutería, tocaba pagar 5 euros y pico. Le doy la tarjeta porque no llevaba efectivo y me pide el dependiente si le puedo pagar en metálico. Le digo que no solo no llevo nada encima, sino que no hay cajeros ya cerca (acaban de cerrar más de una decena de oficinas). Y tuvo que asentir. No hay oficinas cerca para que fuera a buscar pasta.

Por lo que se, los comercios ahora pagan una tarifa plana por el datáfono. Hasta los 2.000 euros de cobro un tanto, si cobran más puede subir ese límite y entonces pagar algo más.
#5 Pues tuviste suerte. A mí se me han negado varias veces a cogerme la tarjeta.
#11 A mi cuando me niegan la tarjeta, les digo "has perdido un cliente". Que se adapten al siglo XXI o que mueran como negocio.

menéame