EDICIóN GENERAL

Encuentran uno de los autos más raros de la historia, el primer eléctrico en serie, abandonado en un parking de Atlanta

Esto aparece en el documental "¿Quién mató el coche eléctrico?" en el que el propio Mel Gibson, que fue uno de las personas que recibieron una unidad de prueba, declaró que él y muchos otros se querían quedar el coche porque funcionaba bastante bien y tuvieron que entregarlo no solo porque en el contrato lo estipulaba así, sino porque encontraron una durísima oposición a la idea. El documental parece apuntar a que fue un experimento para saber cómo de viables serían los coches eléctricos y la respuesta fue "demasiado".

Lo que es obvio es que la industria del automóvil no quiere que cambie el modelo, con (no necesariamente buena) razón, y si lo están haciendo es porque ya no les resulta posible aguantar la compuerta cerrada por más tiempo.

menéame