EDICIóN GENERAL

El ejército de EE.UU. está probando balas bajo el agua que podrían penetrar submarinos

#26 Aparte de su escaso alcance, precisión y penetración (a más de una docena de metros las gafas de bucear detienen el proyectil), el mayor problema es la recarga. No se puede recargar en campaña, tras cada uso debe ser enviada a fábrica para ser recargada y sellada de nuevo. La SPP-1 rusa, su equivalente más directo, se puede recargar bajo el agua sin problemas. Con los fusiles automáticos rusos ya no tiene ni punto de comparación.

menéame