EDICIóN GENERAL

El maltrato animal y la caza como psicopatologías

#17 Yo lo que digo es que el matar, el impulso asesino, es consustancial a los depredadores, la hostia de endorfinas que produce la presa abatida es un mecanismo biológico... hay experimentos en psicologia que demuestran que en ausencia de castigo, el matar es un instinto que produce placer por el chute cerebral que se da, y que mas o menos un 80% da encefalogramas que demuestran activación de centros de placer y zonas del cerebro profundo, el hipotalamo, en forma similar al placer sexual.

Y esto viene de esa evolución que refiero, por lo que no estamos ante un hecho moral como tu planteas (y el del articulo patologico) es sencillamente un institinto que esta ahi latente, que esta por asi decirlo en nuestra ROM, viene de serie. Es decir, funciona como una droga sobre un cerebro perfectamente normal y no como dice el psiq-algo del articulo, no responde a una patologia.

Lo que nos hace humanos es la cultura, que es mucho mas que la educación, es reprimir instintos perniciosos para que algo tan beneficioso como la interacción social no se dañe.

Somos exactamente igual que los lobos, asesinos sociales, pero nuestro extra cultural, hace que dejemos de ser tan crueles.

Y hablando de lobos, no aprecio a esa gente que va a cazar por el chute de endorfinas y deja las presas tiradas (aunque luego los guardeses las apañan para el puchero), y conozco el tema de cotos como tu, pero la cruda realidad es que esos yonkis de la endorfina del asesinato se gastan un pastón y aunque la parte gorda se la queda el propietario, tambien dejan de rebote pasta en muchos pueblos y si se prohibe la caza si ya estaban al limite de viabilidad, supondrá la desaparición del pueblo.

Yo jamás he matado animales adrede, salvo un rayón que me lleve con la moto y que casi me hostio y un perro, con igual instrumento, supongo que abandonado por algun hijo de puta urbanita por haber dejado de ser un cachorrito gracioso. Pero el no compartir la afición ni necesitar obtener las endorfinas por esa via, no me hace dejar de comprender porque sucede.

Y sobre la moral, bueno, llamame pragmatico o lo que quieras, pero caza y toros son industrias rurales que generan dinero donde hace mucha falta y me importa mas el bienestar de los humanos. Por lo que hablas de los cotos vives o has vivido en un sitio similar al mio, pero somos de generaciones distintas y yo no comulgo con la religion animalista, yo soy de la ecologista y me joden mas los excursionistas imprudentes que dejan todo el campo guarreado en cualquier epoca del año o las barbaridades urbanisticas aqui y alla de los politicos que los cazadores que vienen en su epoca, pegan sus tiros en una zona restringida y que se cuida bien porque vienen ellos y se piran. En pocos cotos veras arrancar un incendio.
#23 Con todo el respeto, no estoy de acuerdo. Primero, estás dando un análisis del funcionamiento del cerebro humano y nuestros instintos que yo, que me chupé muchas horas de sociedades primitivas, antropología, etnología, biología homínida y demás durante la carrera, no me atrevería a dar. Y no lo digo por darme aires, que yo me dediqué a la Historia contemporánea, sino porque tuve delante a gente del máximo nivel al respecto de estos temas y jamás se atrevieron a ser tan tajantes como tú has sido sobre ello. Creo que cuanto menos habría que poner un matiz de duda, ¿no te parece? El ser humano no es un lobo, es un ser infinitamente más complejo e inteligente, y cuyo cerebro ha evolucionado de maneras que jamás ha evolucionado el cerebro de ningún otro mamífero. Pero incluso aunque diésemos por válido lo que dices, no sé qué pretendes defender. Que matar nos gustase, desde un plano cerebral, hormonal o instintivo, no justifica nada. Claro que es un hecho moral. Los seres humanos nos diferenciamos del resto de animales en que somos seres morales y simbólicos (no racionales, como se suele decir, todos los animales son racionales en la medida que su inteligencia les permite serlo), en que podemos crear culturas y definir líneas entre el bien y el mal. No voy a valorar si está bien matar un animal para alimentarte, porque es una discusión demasiado compleja a nivel moral (precisamente), pero está claro que en la sociedad actual, no es aceptable moralmente matar un animal por diversión, así provoque erecciones al cazador de turno.

Por otra parte, lo siento, pero no, no puedo aceptar que justifiques al cazador "adrenalínico" porque deje dinero (que en mi caso ni un duro, crecí en una zona rica de Madrid, no había industria relacionada con el coto). Del mismo modo, dudo mucho que muchos pueblos dependan de la caza para subsistir, pero es que apelo a la mayor: yo no he hablado de prohibir la caza. En ningún momento. He criticado la caza por diversión, que no me parece ni sana, ni moralmente aceptable, ni algo que debiese normalizarse en la infancia. Por no hablar que esos cazadores "adrenalínicos" no se caracterizan ni por su respeto a la naturaleza, ni a los vecinos del pueblo, ni por las leyes. No era raro que saliesen del coto si no les iba bien el día, a ver si pillaban algo fuera, amenazando a los vecinos que paseábamos por ahí y a nuestros perros. E incendios unos cuantos se iniciaron en el coto, que hablamos de un encinar, es casi imposible que no haya incendios en verano cuiden o no sus zonas de caza.

Las excusas que me das son las de siempre. Que lo principal es el bienestar de los humanos. Que el dinero es más importante que la vida de esos animales. Que te cabrea más un dominguero que ensucia el campo que una persona matando animales. Bueno, quizás tengas razón y seamos de diferentes generaciones, pero yo pienso que todo sería posible si se hace de forma ordenada y cuidadosa. No entiendo por qué no se puede avanzar hacia un mundo menos cruel. Con tu misma lógica te podría decir que no tiene sentido que se destinen millones de euros a la tauromaquia (que supongo que sabes que es una industria absolutamente deficitaria), cuando se podrían invertir en nuevas industrias rurales, pero la verdad es que no me hace falta: los toros desaparecerán solos, precisamente porque la sociedad ha cambiado y en un par de generaciones la tauromaquia será una anécdota, si eso. Tal y como está pasando en Portugal, donde ya está prohibido hacer daño o matar al toro y apenas se celebran festejos. Y la caza, pues imagino que poco a poco pasará lo mismo. Cuando yo era niño se veían cuadrillas completas en temporada, mientras que ahora ya sólo ves unos pocos cazadores, la mayoría a solicitud del ayuntamiento si hay sobrepoblación de ciervos. A mí que vengan mis vecinos pastores a cazar unos conejos para comer y usar las pieles me parece genial, nada que argumentar. Que gente venga a matar por matar no, sin excusas ni justificaciones de ningún tipo. Me cabrea igual en el coto al lado de mi casa que cuando el Juancar se iba a Botsuana a pegar tiros en la cabeza a elefantes. Y no, no considero que el dinero que pudiese dejar en Botsuana lo justificase, y por suerte los países africanos están cambiando sus leyes para restringir o prohibir la caza mayor en sus territorios, porque han visto que se gana más con safaris y turismo natural que matando bichos hasta que sólo quedan cuatro mal contados en una reserva. Que a veces las cosas parecen imposibles, pero pasan. Este mes el conejo (¡¡¡¡EL CONEJO!!!!) se ha declarado en peligro de extinción en la Península, con el riesgo que eso supone para depredadores amenazados como el lince o las águilas. Qué quieres que te diga, cuando leo esas noticias, recuerdo las pilas de conejos muertos para la diversión de algún pringado del barrio de Salamanca y me cabreo.

Cuidado con usar los supuestos instintos como explicación para la violencia, que estamos en el siglo XXI y tras millones de años de evolución. Si a alguien le gusta matar, que se compre una consola y mate zombies en su casa, sinceramente lo digo. Si no, que tenga el debido respeto a esos animales, no matando más de lo que necesita y aprovechando su carne e incluso su piel o lo que pueda. Imagino que tú estarás de acuerdo en esto.
#41 Lo primero, gran comentario, asi da gusto. Y como lo cortés no quita lo valiente, ahi va mi contestación. Yo efectivamente no soy antropólogo, pero si que he leido bastante, y entiendo que la agresión es un instinto y como tal, acaba aflorando, ya que aunque como dices tu tenemos un neocortex (ojo, que los primates y cetáceos también lo tienen) y si, generamos como sociedad una cultura que tapa, pero siempre la cabra tira al monte (o el lobo al acecho). Yo, como tú, he tenido la experiencia de que me persiga una vaca o un cerdo, que me descabalgue un burro o que me persiga un pavo con malas intenciones. Aunque sali del pueblo, en realidad no naci alli, pero por temas variados acabe pasando alli largas temporadas juntandome con los zagales del lugar y aprendiendo cosas que luego me han servido para ver a los humanos como somos, hijos de la naturaleza aunque muchos renieguen de esa maternidad.

Yo en realidad no defiendo ni dejo de defender. Que los que van a cazar son bastante tarugos: pues que quieres que te diga, pues sí en buen numero, de hecho alguna vez ha habido accidentes. Yo cazar no cazo porque no le veo el chiste pegarle un tiro a un animal, y aún menos pesco, que ademas me parece aburridisimo. Pero si conozco a buen numero de cazadores, de los del pueblo y de los que vienen de vez en cuando, y hay de todo en la viña del señor. Los dias que hay monterías, que hace un frio de tres pares de cojones y vienen excursionistas con cuentagotas, es cuando sobreviven los bares en invierno. Porque los de las monterías se dejan dinero y la montería mueve mucha gente entre batidores, ayudantes, etc. Lo pongas como lo pongas es un motor económico, pequeño, pero suficiente para que alguna gente no emigre, algun hotelito rural, que un pequeño supermercado tire y en fin, es la vida. En el pueblo ya no hay niños pequeños, porque no hay parejas jóvenes, y los que hay ser pirarán a estudiar a Madrid o Zaragoza.

Intuyo que eres de la sierra de madrid, que me la conozco también muy bien y he vivido temporadas ahi (en Madrid no duro mucho, me agota), alli no hace falta cotos (y los hay) primero porque los pueblos estan muy bien comunicados y hay turismo dominguero y de restaurante por un tubo, aparte de la gente que vive ahi y curra en Madrid. Alli se manejan billetes y la gente del pueblo tiene un buen pasar. Donde yo te digo no hay buena comunicación y si una naturaleza maravillosa, y hay gente que viene a eso, pero los urbanitas excursionistas no dejan pasta, vienen ya con los pertrechos de la ciudad y quiza compran unas botellas de agua, se toman un café o así, pero pocos se meten a comer al restaurante porque para llegar a los sitios chulos hay que pegar una caminata importante y sales por la mañana y ya no vas a comer ahi (y una pena, porque se come de puta madre, la cocinera no sabe de deconstrucciones culinarias, pero unos garbanzos con chorizo no se le atreven a guardar secretos).

Eso si, luego, cada vez que puedo ir, voy de paseo con una bolsa de tela y a recoger del camino las guarrerias que van tirando entre la maleza, que no son todos (que algunos mas o menos habituales conozco), pero tras el verano da pena como han dejado aquello. Pañuelos, compresas, latas, colillas, bolsas de patatas vacias, tetra bricks, botellas de plastico... Luego no tienen la mayoria ni puta idea de que es una servidumbre de paso y por donde se puede o no pasar. Y luego los accidentes, cuando alguno se cree spiderman con chancletas y se descuelga por los barrancos para llegar al rio en vez de hacese el camino que hay que hacer (y que esta señalizado) y ademas llegas a una parte remansada donde el ayuntamiento del pueblo de al lado ha montado una especie de parquecito con sus contenedores donde podrian tirar esa mierda que dejan. No, como se creen Bear Grills (o como se llame) se meten a la ribera entre los barrancos y ven partes de agua mansa, pero por debajo viene la corriente y con los cantos enormes caidos de las laderas que hay en el fondo hacen unas turbulencias que como te pille una mal, te mete para dentro, hala accidente al canto y los del seprona a currar. Otros haciendo rafting con la tablita de surf de la niña en los rápidos, fracturas abiertas y descalabros.

Si preguntas a cualquiera del pueblo que urbanita prefiere te dira mil veces a los de las monterias, que aunque muchas veces comen en la finca, el dueño cuando le petan las habitaciones en el caserón los manda al hotelito, que esta de puta madre por cierto, y se lo llena hasta los topes. Además, es lo que mete mas impuestos municipales en el pueblo y alguna vez se ha rascado el bolsillo para arreglar alguna cosa.

Los monteros, si el tiempo acompaña, se apalancan en el comedor del bar por la noche y se beben hasta el agua de los floreros y ya solo la propina es mas del ingreso del bar en una semana sin caza. Aparte el alcalde o los concejales aprovechan la coyuntura, y si hay por ahi alguno con mando en plaza aprovechan para recordar ese reasfaltado de tal carretera, ese arreglo de la via electrica o cosas así. Por ejemplo, conseguimos cobertura de movil porque en una de estas, vino un jefazo de cierta empresa de teleco y como todos los demas se le choteaban de que vaya cobertura de mierda, el otro algo debio hacer, porque tras años de pedirlo, se monto a los dos meses una antena repetidora en el pueblo de mas arriba y de repente el pueblo tuvo hasta datos por el movil.

Es decir, es muy facil opinar para nosotros, no me cabe duda que en la sierra de madrid un coto de caza sobra, y ademas es peligroso, que yo he flipado el trafico dominguero que teneis ahi un fin de semana, ya no que salgan fuera del coto, sino que con tanto dominguero, que alguno no entienda que cojones significa la señal de coto, tire para adento con la familia y alguien se lleve un tiro.

Eso en mi pueblo no es problema, porque las temporadas de caza son cuando mas rasca hace y poco turista hay y en verano los turistas no suelen aventurarse por donde estan los cotos, van al rio y salvo los Bear Grills de turno, raro es que entren en uno de ellos. Además en los cotos hay guardeses todo el año (otra pequeña fuente de empleo), asi que los pillan rapido y los echan. Porque los forestales o el seprona, aunque son tipos comprometidos y que conocen su trabajo, son demasiado pocos para cubrir el area que cubren.

Es decir, cada uno ve las cosas con el cristal que las circunstancias le ponen en el ojo, y es que no se trata de "dinero", se trata de sobrevivir y llevar una vida modesta, pero digna (el del bar por ejemplo no sabía que era eso de meterse en un avión y va la mujer y se me lo lleva a Cancun de aniversario un enero o febrero... cuando volvió contaba lo del avión como si lo hubiesen abducido los extraterrestres). A ese o a cualquiera de los parroquianos les cuentas que quieres cerrar el coto y lo defenderán hasta la muerte (y alli todo dios tiene armas en casa). Que moralmente te parecerá lo que quieras, pero a ti tampoco te gustaría que te quitaran tu sustento.

Sobre lo del conejo, comparto tu preocupación, pero no son los cazadores los culpables, aunque maten, es la misma mierda... plaguicidas y porquerias que pasan a la cadena trófica y van debilitando las poblaciones. En la castilla antigua, los conejos se tenian a raya con galgos y todos contentos, bueno... los conejos no mucho :).

menéame