EDICIóN GENERAL

El maltrato animal y la caza como psicopatologías

#4 ¿ si por deporte pesco una sardina y me la como soy un asesino?
#6 Todos los lindes son difusos: si pescas una sardina y te la comes, digamos que, al igual que si cazas un conejo y te lo comes, entras dentro de un grupo algo más “primitivo” que se ve atraído por el impulso de depredar para alimentarse. Algo que, la civilización hipócritamente, ha trasladado a lugares apartados donde la muerte no se ve. Pero no, sin duda, no formas parte de esos enfermos peligrosos a los que, en el artículo y en mi opinión, se habla. Esa gente es la que pesca doce, quince, veinte sardinas, o lo que sea, para competir y, muchas veces para tirarlas luego al contenedor. O los que ven un mero, escasísimos ya en nuestras costas, y sólo piensan en pescarlo para lucir trofeo. Como pasa con los emperadores, tiburones...etc. Al igual que, en el mundo de la caza, están los que matan a treinta liebres y luego las tiran. O matan un jabalí de trescientos kilos, se hacen la foto y dejan abandonado el cadáver. Lo que te diferencia de esos enfermos es la motivación: disfrutar con la comida o con la muerte.
#8 estoy totalmente de acuerdo con usted, yo lo que pesco me lo como, matar ha de tener sentido, ha de ser necesaria.
#9 Somos seres vivos heterótrofos, hemos de comer vida para mantenernos vivos, a nuestra vez. Está en nuestra naturaleza. Lo que no está, forzosamente, es la crueldad. A eso se refiere el artículo. Un saludo.
#12 la caza y los cazadores no representan esa realidad sensacionalista que quiere mostrar el artículo, siempre hay algún desgraciado por supuesto, pero ese artículo no describe realidad alguna.
#16 claro porque los que van a matar elefantes se los comen despues, como el campechano. Lo mismo con rinos, leones, osos, etc. Rico, rico
#22 esos son los que menos, pero de lejos.
#16 "Siempre hay algún desgraciado..." Todos los días, sin excepción salen noticias de barbaridades cometidas por cazadores. Eso no se puede catalogar como casos aislados.
#8 el tema es, que la mayoría de la gente que caza, o se lo come o regala la presa, no la deja tirada.

De la misma forma que la mayoría de la gente que pesca o se lo come o devuelve la pieza al río.

El problema es que ahora está de moda pintar a un colectivo como el de los cazadores como psicópatas, supongo que fruto de las corrientes veganas, que ya en algunos casos consideran monstruos hasta a los charcuteros.
#8 la pesca deportiva no funciona así, los peces pescados han de presentarse vivos y luego se sueltan nuevamente al agua, si un pescador en competición presenta un pez muerto es sancionado.

menéame