EDICIóN GENERAL

El único condenado por el Tamayazo se querella contra los jueces que le sentenciaron

Además advierte que las claves que habría empleado Alberto Moreno para sustraer ese listado de llamadas, eran públicas en el departamento de Telefónica donde este trabajaba, al estar escritas en notas pegadas a la vista de todos, por lo que cualquiera podría haberlo hecho.

Los informáticos partiéndonos los cuernos para hacer un sistema mínimamente seguro, donde quede además un log de lo que trastea cada usuario, y llega el jefe de departamento y se limpia el culo con todas esas medidas.

menéame