EDICIóN GENERAL

La muerte con la que Joan Peiró se ganó a sí mismo

#1 #2 De hecho, traicionar las ideas es una constante desde Felipe González. Hoy no merece la pena morir por la política.
No hay más que ver a Assange y otros, que de dejan la piel... ¿Para qué?.
No nos los merecemos.

menéame