EDICIóN GENERAL

Once profesores se suicidan en Francia en los últimos dos meses

Tengo una gran cantidad de amigos profesores. De primaria, de instituto, de universidad...y todos lloran y lloran. Todos se quejan de lo mismo. Que si es un trabajo frustrante. Que si los niños no le hacen caso. Que si los padres son peores que los niños. Que si tienen que corregir los exámenes... varios han tenido episodios de depresión que los han tenido de baja durante largos periodos de tiempo porque de repente no se sienten capaces de enfrentarse a una clase de treinta niños... y esto nos lo dicen a los que no somos profesores, que ya no sabemos ni nos preocupa que nuestra profesión sea frustrante, algunos de los cuales nos enfrentamos a treinta hijos de puta de más de cuarenta años cada día, a algunos de los cuales les han puesto objetivos imposibles de alcanzar y algunos de los cuales trabajamos doce horas diarias mientras vamos posponiendo nuestras vacaciones hasta perderlas.

Uno de los profesores, harto de su trabajo, empezó a trabajar como documentalista en televisión. Se volvió loco y al curso siguiente volvía a dar clases.
#57 se nota que aprecias a tus amigos.
#75 los aprecio, pero no sabes lo cansino que resulta escuchar sus contínuos lloros sobre cosas que resultan ridículas para trabajadores de otros sectores...
#99 profesor =a lloron en un buen % de los casos. Conozco gente que hizo la inversa (pasar a profe de una profresión) y sienten vergüenza ajena del coro de lamentos de sus compañeros.

La verdad que la mayor parte de ellos no han trabajado en la privada de otra cosa en su puta vida, como mucho dando clases particulares o mierdas así por horas, y se creen de verdad toda la mierda que vomitan.

Buena culpa es del ridículo sistema de seleccion, que premia estudiantes eternos en vez de autenticos profesionales con experiencia de campos diversos.

menéame