EDICIóN GENERAL

El Capitalismo como religión

Primero decimos que el capitalismo es una religión, y para justificarlo, enumeramos un montón de cosas en las que el capitalismo no se parece a una religión.

No le voy a enmendar yo la plana a Walter Benjamin, pero echo de menos que se profundice en el supuesto dogma capitalista, a ver dónde están esas verdades incuestionables.
#2 "Primero decimos que el capitalismo es una religión, y para justificarlo, enumeramos un montón de cosas en las que el capitalismo no se parece a una religión."

Venía a decir lo mismo. Gracias.

(Y el caso es que sí, hay gente que se toma el capitalismo como una religión, pero eso no quiere decir que lo sea).
#6 #2 Ese texto es sólo un fragmento. Para comprender mejor la tesis de Benjamin hay que leer el ensayo completo.
#15 Pues entonces es un fragmento mal elegido.
#17 En realidad el fragmento no está mal elegido y es bastante representativo del ensayo. El problema es que el ensayo no hay por dónde cogerlo. Si te lo lees, verás que está haciendo todo el rato lo mismo.

- El capitalismo es una religión, pero al contrario que las religiones, no tiene dogmas.
- El capitalismo es una religión, pero al contrario que las religiones, no tiene ritos.
- El capitalismo es una religión, pero al contrario que las religiones, no aporta expiación sino culpa.

Si #15 cree que no estamos entendiendo la tesis de Walter Benjamin, no debería lanzar balones fuera. Que se diga qué parte falta, en qué parte nos equivocamos, o qué parte estamos malinterpretando.
#19 Para Benjamin lo que caracteriza esencialmente a la religión no es ni el dogma ni el rito ni la expiación sino que es el concepto de salvación y por eso dice que "el capitalismo sirve esencialmente a la satisfacción de las mismas preocupaciones, penas e inquietudes a las que daban antiguamente respuesta las denominadas religiones." Y la salvación se pretende mediante un consumo literal del mundo, una vez convertido todo lo existente en mercancía de usar y tirar. En palabras del propio Benjamin: "En esto estriba lo históricamente inaudito del capitalismo, que la religión no es reforma del ser, sino su destrucción. La expansión de la desesperación hasta un estado religioso mundial del cual ha de esperarse la salvación."

La tesis de Benjamin no es original ya que tiene precursores históricos, como el denominado culto a Mammón. La obra canónica de Max Weber que se menciona en el prólogo es claramente un antecedente de este ensayo. Diría que el prólogo sintetiza bien la idea que busca expresar Benjamin.

Por cierto, Benjamin no dice que el capitalismo no tenga ritos. No menciona nada sobre ese punto. De hecho, si el rasgo esencial del capitalismo es el culto entonces esto conlleva alguna clase de ritual. No puede haber culto sin ritual. Un rito típico del capitalismo es el conocido coloquialmente como "ir de compras". Como el que va a misa.

Yo no digo que el texto de Benjamin sea fácil de comprender, pero haciendo una lectura superficial y caricaturesca está claro que no hay posibilidad alguna de comprenderlo. #6
#24 Aquí creo que Walter Benjamin tenía la conclusión antes que las premisas (por razones obvias).

Lo irónico es que todas estas corrientes que trataban de asociar capitalismo y religión terminaron creando movimientos de tintes claramente religiosos. Esta vez sí, lo comparas con una religión y cuadra sin necesidad de lírica ni piruetas. Si queréis hacemos la prueba.

Por cierto, me gustaría profundizar en esto. ¿Por qué consideras que "ir de compras" es un rito típico del capitalismo?
#25 No veo esas supuestas "razones obvias" que mencionas para acusar a Benjamin de tener la conclusión antes que las premisas.

¿De qué corrientes hablas? ¿Y qué tiene que ver eso con el contenido del texto?

"Ir de compras" es un ritual de consumo compulsivo que se utiliza para evitar el aburrimiento, la depresión o la angustia; como el que va a misa para evitar esos sentimientos mediante el rito.
#26 Pues tienes razón, lo de las razones obvias sobraba, y si tengo algo que decir, o lo digo o no digo nada.

Bien, lo primero que levanta la liebre es lo que estábamos diciendo: para demostrar que es una religión enumera todo aquello en lo que no se parece a una religión. Es una falta de sustancia que no tengo problema en desarrollar, así que ahí vamos con la crítica a Walter Benjamin:

El primer párrafo que has citado y no he respondido ha sido: "el capitalismo sirve esencialmente a la satisfacción de las mismas preocupaciones, penas e inquietudes a las que daban antiguamente respuesta las denominadas religiones."

Yo tendría que añadir que el capitalismo no sirve para dar satisfacción a la preocupación de la muerte de uno mismo, y eso que es un elemento fundamental en cualquier religión. De nuevo, estamos ante algo que diferencia al capitalismo de cualquier religión. Un religioso está dispuesto a morir por sus ideas. Un capitalista no está dispuesto a morir por nada del mundo (quizás para salvar a sus hijos en un incendio, pero poco más).

Más tarde citas: "En esto estriba lo históricamente inaudito del capitalismo, que la religión no es reforma del ser, sino su destrucción. La expansión de la desesperación hasta un estado religioso mundial del cual ha de esperarse la salvación."

Ya iba siendo hora de que Benjamin encontrara algo en lo que no se parece a una religión, aun cuando siga cometiendo el error de pensar que la religión busca la reforma del ser y que el capitalismo busca la destrucción del ser. Y aquí ya son dos las ideas cuestionables.

Respecto a si la religión busca la reforma del ser, permíteme que me descojone. La verdad, no sé qué buscan las religiones, y ni siquiera me atrevo a afirmar que busquen algo en concreto.

Respecto a si el capitalismo busca la destrucción del ser, de nuevo me quedo descolocado. Aquí habría que preguntar qué sistema considera Benjamin no-capitalista, a ver si provoca mayor o menor destrucción del ser.

O lo mismo el problema es que hay que interpretarlo, como pasa con los textos sagrados de Marx. Lo mismo quiere decir que el capitalismo te aliena y te destruye por dentro. En aquella época no sabían del cambio climático, así que tampoco parece que los tiros vayan por el discurso anticapitalista actual.

Pero bueno, que esto nos llevaría al debate sobre los culpables del cambio climático (que todos sabemos que la culpa es del capitalismo, que nos obliga a pagar la escapada a Roma con nuestra tarjeta de crédito).

Por cierto, respecto a lo de ir de compras, creo que estás mezclando capitalismo con consumismo. Sólo como curiosidad, durante las épocas de capitalismo más salvaje, el consumismo era cosa de ultrarricos. Da que pensar, siempre que no seas uno de esos miles de millones de asiáticos que aspiran a salir de la pobreza y sueñan con visitar Roma.

menéame