EDICIóN GENERAL

Los afectados por las cartas que exigen un pago para no ir a juicio por piratería se organizan para contraatacar

"... sobre si Mircom, una empresa que compró a ocho productoras de EEUU y Canadá el derecho a reclamar indemnizaciones por violar el copyright de sus obras, podía exigir realmente tales pagos en su nombre..." Suena a estafa...

menéame