EDICIóN GENERAL

¿Qué te parecería recibir 7500 euros del Gobierno?: la nueva receta contra la crisis

#100 claro, como eran entidades privadas, tenían como consejeros a representantes de partidos políticos y sindicatos. Cualquier entidad privada, por supuesto, no busca directivos de prestigio que hayan triunfado en otras empresas. Rato dirigía Caja Madrid (luego Bankia) no porque fuera ex-ministro colocado ahí por el PP, sino porque esa entidad privada determinó que era un magnífico directivo. Y las decisiones que tomaban esos políticos que las dirigían estaban por supuesto orientadas al beneficio de sus accionistas y clientes, nunca al beneficio de los partidos a los que pertenecían.

Las cajas eran entidades desnaturalizadas, controladas por los políticos, con los mismos criterios que tendría una banca completamente pública.

menéame