EDICIóN GENERAL

El otro drama sanitario de EEUU: el precio de la insulina es ya un problema de salud pública

#34 El que no es pobre de pedir le importa un bledo unos y otros, vota a su partido como quien anima a su equipo de fútbol y ya. Ese es imbécil, pero se lo puede permitir. Al pobre, en cambio, imbécil o listo, le volverán a atracar, ya sea pensando en un catalán, en un millonario o en quien que sea. Todos parcipan a la perfección del engranaje, sea cual sea el título del libertador al que se arrime.

menéame