edición general

Un hombre pasa de denunciante a denunciado y posible maltratador por la Ley de Violencia de Género

#7 en Orense con el PP y la red clientelar que hay es una puta vergüenza. A mi hermana y a mí cuando fuimos a denunciar junto con nuestro padre (él no quería ir) que mi madre le agredió verbal y físicamente: le rayó el coche, le propinó bofetadas, le lanzó objetos (figuras de 2kg aproximadamente de mármol) con la peor de las intenciones a la cabeza y por suerte no le dio (además lo vieron vecinos).

El caso, que allí estaba ella en el cuartel de la GC para denunciar antes que nosotros. Pues al contarle mi hermana y yo lo sucedido al sargento, con sus santos cojones diciendo que era mentira que la agresión era al revés... Ni imaginarse la mala sangre que se te pone. Yendo a declarar vecinos y demás. Pues nada, mi padre se pegó allí todo el día metido.

Es una puta vergüenza la LIVG que ni protege a las verdaderas víctimas y dónde el procedimiento y el trato es espantoso siendo inocente.

Si fuese al revés o me pusiese del lado de mi madre ya estaría gozando de las pertinentes prestaciones. Pero algunos preferimos la verdad a lucrarnos. Afortunadamente mi hermana y yo somos adultos. Me dan pena esos niños menores, que encima de lo mal que lo deben estar pasando, son de segunda.

menéame