EDICIóN GENERAL

Monasterio responde a Arturo Valls sobre su denuncia

Y esta y su partido es el futuro de España.

Disfruten lo votado.
#13 Y mientras más mierda sale de ellos, más publicidad tienen, más presencia en los medios y más votos. Ganan siempre desde varios frentes, por corruptos y por vender un programa "anticorrupción".
#22 yo sinceramente le veo 3 telediarios a nuestra democracia, tal como entro bolsonaro, entrará Abascal, y no hay nada que nadie vaya a hacer para evitarlo.
#42 joer que optimismo... :'(
#70 es lo que hay.

Como luchas contra quien no atiende a palabras y razones, sin entrar en su juego?

Ya hemos perdido, pero aún no lo hemos asimilado
#93 No dejemos de recordarles que son ultraderechistas neofascistas y nacionalcatólicos.
#101 están orgullosos de ello.
#13 disfrutemos de lo que votaron.
#48 así es, porque hagas lo que hagas, digas lo que digas, "VIVASPAÑA" y con eso, voto garantizado y si te opones, ya lo pagarás.
#52 ese es el peligro de regalar los símbolos, que cuando hasta la palabra patriotismo te provoca urticaria luego cuesta mucho competir en ese terreno.

Ahora estos agitan la bandera y muchos que si se molestasen en leer el programa les mandarían a la mierda pues les votan
#68 diría que más que regalar, secuestrar y luego castigar al resto.
#73 No, lo tengo, pero no me voy a molestar en enlazarte el vídeo de Iglesias diciendo que él no podía hablar de España.
#118 si no lo dudo.

Pero vox y está democracia de corchopan no es la única herencia del franquismo.

Durante 40 años, todas las tropelías que la derecha le hizo a la izquierda, se formaban con un "VIVASPAÑA", daba igual la animalada, daba igual que de repente un chaval se "tirara" esposado desde una ventana, o mucha gente fuera a la cárcel por pensar diferente, "VIVASPAÑA" bandera y a otra cosa.

Toda la maldad, tenía su escusa, el patriotismo, y todas las víctimas algo en común, ser enemigos de este.

Esa es una herencia cultural fuerte, que llega hasta nuestros tiempos, y que se ha extendido por el subconsciente de gran parte de la izquierda.

Dicho esto, a mí no me importa, soy de izquierdas y me encantaría poder amar a mi país, pero también soy de pensamiento crítico, y España da muy pocas razones para sentirse orgulloso de ella y muchas para avergonzarse.

Si España quiere mi amor, se lo tendrá que currar un poco más, y dejar que los "VIVASPAÑA" vuelvan a tomar el control, no parece que sea el camino adecuado.

menéame