EDICIóN GENERAL

Cierra el Círculo de Lectores: un histórico club de lectura que no supo adaptarse a internet

#24 Anda que no hice yo trabajos del colegio con aquella ¿Lexis 22? que compró mi madre a dos tomos al mes, y que se dió de baja en cuanto terminó.
Lo divertido es que estando ya de baja (me consta) aún usé yo catálogos antiguos para comprar algunos vinilos de música clásica (grabaciones mediocrillas, pero mi oído anti-absoluto no necesitaba más) y siempre me los mandaron, como si aún fuésemos socios.
Por cierto, hubo uno (Seherezade, de Korsakov) que lo único que me mandaron bien fue la funda: el disco lo reclamé tres veces y las tres me lo mandaron mal.

menéame