EDICIóN GENERAL

Alemania era el paraíso de le energía eólica hasta que los alemanes empezaron a odiar los molinos de viento

Más tontos somos nosotros, que teniendo las superficies despobladas que tenemos en la zona de Europa con más horas de sol, seguimos subvencionando carbón.

menéame