EDICIóN GENERAL

Gravísimas escenas llegan desde Chile, así amontonan cuerpos los militares de Piñera en plena calle

Que no son cuerpos solamente, que son gente viva. Tenerlos tirados en el suelo es sujetarlos, vulnerarlos y humillarlos sin necesidad de atarlos. El sometimiento es indigno pero podría ser mucho peor, o sea que no jodais con sensacionalismos amarillistas que echen leña al fuego que sobra combustible.

menéame