EDICIóN GENERAL

El fin del verano más negro de la historia: 533.808 despidos en apenas 24 horas

#55 Exacto, los países son más ricos, pero no su gente. Sus índices de desigualdad son tremendos ya que la "autoregulación" permite que los jugadores más fuertes impongan sus normas y sean los únicos que se enriquecen y ganen con la carencia total de regulación.
#76 sus gentes también son más ricas. No confundas igualdad con mejora económica.

A mí personalmente la igualdad me parece menos importante a que todo el mundo tenga recursos necesarios para vivir decentemente
#76 Cuando los pobres de USA huyan en barcas a Cuba y no al revés te dare la razón.
#122 Esta respuesta no está a la altura de la argumentación que venías manteniendo hasta aquí...

#76 Plantea una situación que se da en los países ricos que tu mencionas (la desigualdad económica), esa situación se da en los EE.UU. (y mucho más en México o en Brasil).

No plantea que para paliar esa desigualdad, que es un hecho incuestionable, haya que cambiar de un sistema económico liberal a un sistema económico al que llaman "comunista" (en el que, por cierto, también existe una desigualdad económica entre capas sociales; pero además existe una "corrupción sistémica" potenciada por el autoritarismo y/o la dictadura, que introduce también otro tipo de desigualdad... el sistema de salud universal del que presumen que es igual para todos, no lo es, ya que los miembros del partido único y gobernante, tienen otras puertas para entrar y salir (y lo mismo para acceder a productos y servicios).

Y si ni un sistema económico liberal, ni un sistema económico supercontrolado (y nacionalizado); pueden garantizar un índice de "equilibrio económico" (porque lo de igualdad puede sonar demasiado comunista...), y parece claro que hasta ahora no han podido (o no han querido) lograr ese equilibrio; hay que admitirlo!! y a continuación (los responsables) trabajar en soluciones!!
Salir con una respuesta como la tuya es de 3º de "malas mañas para dejar de argumentar cuando se va perdiendo el debate".

menéame