edición general

Científicos convocados por la ONU alertan sobre el fin del capitalismo

El proceso de cambio de modelo debería partir desde las entidades locales, porque pretender lograrlo desde los gobiernos es una tarea imposible. Actualmente en algunas zonas se está pagando una renta básica para evitar el caos social. Esta tendencia en principio no tiene pinta de ir a reducirse teniendo en cuenta la automatización de los procesos industriales.

Una solución debería pasar porque quienes dirigen y administran los ayuntamientos y otras entidades locales promovieran (casi obligaran) la creación de asociaciones de utilidad pública (tercer sector) que se hicieran cargo de aquellas funciones a las que no llegan ni el sector público ni el privado. Y si hace falta, ayudar hasta cierto punto a que estas entidades de utilidad pública puedan emplear a trabajadores que se encuentran fuera del mercado laboral.

La otra opción es pagar rentas básicas a cambio de ningún beneficio palpable para la sociedad en conjunto, más allá de garantizar un mínimo de seguridad ciudadana, evitando que quien no tiene ingresos se vea abocado a robar para comer.

menéame