EDICIóN GENERAL

Para perder también hay que valer

Si uno pierde tanto es porque se niega a aprender la lección que deja tras de sí la derrota o la aprende y en nada de tiempo la olvida.

menéame