EDICIóN GENERAL

Detenido un conductor drogado por arrollar a varias personas en Barcelona

#53 El problema es que te estás basando en una afirmación hecha en 2010 bajo una jurisprudencia ahora obsoleta. No es tan fácil como buscar en Google la información legal, pues cambia continuamente, por eso existe tanta gente dedicándose a temas legales...

Este artículo de 2017 menciona los cambios que hubo para considerar el alcohol un agravante:
www.grupolejarza.com/reforma-codigo-penal-seguridad-vial/

Hay algunos conductores que se estaban yendo del lugar del siniestro para que se les bajase el alcohol y evitar ese agravante. Ahora en la nueva legislación de 2019 van a meter la huida del lugar como agravante también.
#55 Pues sí que ha cambiado entonces la ley. Para todos los demás delitos se considera un atenuante, incluyendo los delitos de tráfico, pero se ve que han hecho una excepción con los delitos de seguridad vial. Ya dije antes que estaba en desacuerdo en que se considerara un atenuante en cualquier tipo de delito. En el caso específico de los delitos de seguridad vial, sí me parece bien que se considere el consumo de alcohol un agravante. Con lo que sí no estoy de acuerdo en absoluto es que se haga lo mismo con las drogas, porque a diferencia de el alcohol, que es una sustancia concreta cuyo contenido en sangre es posible medir y relacionarlo de forma directa con una ingesta reciente, lo que es droga y lo que no lo es, es un concepto cultural, difícil de determinar y todavía más de medir.

Lo que hoy puede no estar clasificado como droga, mañana puede estarlo (cada semana se crean nuevas drogas en los laboratorios para escapar a las prohibiciones sobre las drogas vigente) y es imposible que una persona normal esté actualizada en ello. También se crean nuevos medicamentos, no para usarlos como droga, por supuesto, pero es que es justamente el uso el que lo define como droga, no la sustancia en sí misma. Hasta que la clasifiquen como droga o no, pasa un buen tiempo. Sobre el alcohol lo sabemos todo o casi todo, en cambio "droga" es un concepto relativo, ligado a una determinada tradición cultural, y demasiado amplio como para hacer juicios generales acerca de ello. La efectividad de los medicamentos se valora de forma estadística, no es una ciencia exacta. Te sorprendería saber que hay gente que reacciona con más intensidad a dos tazas de café que a una raya de cocaína. Y por último está la cuestión de la dosis, que sin hablar de una dosis tampoco tiene mucho sentido que valga la pena hablar de drogas. Con el cambio de esta ley, se incluye a la misma categoría a alguien que se monta borracho en un coche por pura juerga, que a alguien que se toma una pastilla porque lo necesita y va camino a su trabajo, o a alguien que se fumó un porro hace un mes.

Además de que realmente los casos estadísticos de gente que causará accidentes sólo por el efecto de drogas, sin que intervenga para nada el consumo de alcohol, serán totalmente mínimos. Lo único bueno que le he visto a la nueva ley es que sí incluye como agravante la superación del límite de velocidad. Ese es en realidad el que más frecuentemente lleva a accidentes, y es el que menos se considera. Mucha de la gente que se horroriza ante esta noticia conduce sobre el límite de velocidad. Pero se sienten tranquilos y a salvo porque eso no tiene ninguna relación con la droga, cuando la probabilidad de encontrarse con un conductor irresponsable y/o bebido es incomparablemente mayor.

menéame