EDICIóN GENERAL

Prisión permanente para el hombre que violó y mató de una “salvaje” paliza a la hija de su pareja

Lamentable que individuos así todavía sean una carga en nuestra sociedad. Mantener con vida a esos mal nacidos no es la solución y es un coste innecesario en nuestro sistema.
Castrarlos y obligarles a realizar trabajos forzados hasta su último aliento.

Esa sería la mejor condena todavía peor que la muerte.

menéame