EDICIóN GENERAL

El ‘botón del pánico’ de Durango, Vizcaya, conecta con la policía a toda mujer que se sienta amenazada

#31 También las mujeres podrían contratar a un guardaespaldas y librarse de un plumazo de dos problemas, pero el estado les pone un botón del pánico.

Yo quiero que el estado me lave los calcetines y me pase la aspiradora.

menéame