EDICIóN GENERAL

El gran circo de la editorial T&B: sus autores denuncian impagos desde hace 15 años

En el artículo se menciona una cosa curiosa: poner una cifra en letras y otra en número. En este caso fue una torpeza por su parte porque la cifra perjudicial para ellos estaba en letra, pero es algo desgraciadamente frecuente.

Así que os dejo un consejo. En caso de que en un contrato las cifras sean contradictorias, se interpreta que la auténtica es la escrita en letras. Se supone que es más sencillo cometer un error tipográfico al escribir 7 en vez de 8; pero mucha casualidad sería escribir "siete" en vez de "ocho". Es una artimaña de abogados deshonestos: te dicen que te dan un 9% pero luego en letra te dan un seis por ciento.

Así que aquí pueden pasar dos cosas. En caso de pleito, o bien el juez aplica lo del CC que dice que las cláusulas oscuras se interpretarán en beneficio de la parte que no las hubiese causado, con lo que estás libre, o bien el juez se lo puede tomar como un mero error y te joden bien.

Repasaos bien siempre las cifras en un contrato, y prestad mucha atención a lo escrito en letra.

menéame