EDICIóN GENERAL

Quinquis: un vistazo rápido a las barriadas españolas de los 80

Yo me crie en lo mas duro de la droga en Cruces - Baracaldo. Recuerdo en los 70s los yonkis sentados al sol apoyados en el poyo de la pared de la iglesia. Eran como buitres secando sus pelajos al sol ojeando a quien afanarle algo. Recuerdo a mi madre que dejo aparcado el 133 en la rampa del garaje y subio a casa para que la ayudaramos a subir la compra de navidad; angulas, centollas, jamon, etc...Fué subir y bajar y la compra ya no estaba en el coche.

Mi padre tenia un negocio de reparacion de electrodomesticos y empezaba a montar radiocasetes y alarmas. Fueron buenos tiempos para el negocio ;) Recordais a la gente que se llevaba bajo el brazo el radiocasete extraible al bar cuando se iban a tomar algo??? Vi muchas chutas por todas partes. Recuerdo que por las tardes le robaba cambios de la caja a mi padre y me iba a las salas de maquinas a pasar la tarde despues de hacer los deberes. Veia de todo y bueno...aqui estamos. Luego lo mas parecido que vi ya de mayor fué cuando hice la mili en Ferrol. Los jonkos de Ferrol eran muy muy tiraos, me recordaban ya a otra época, a Sestao o Lasesarre en sus peores momentos.

Pero nada de eso es comprable al inframundo de las barranquillas o esos sitios que veo por la TV y que no comprendo que se permitan aun hoy día.

menéame