EDICIóN GENERAL

Quinquis: un vistazo rápido a las barriadas españolas de los 80

#2 Yo viví la niñez en uno de esos barrios pijos de Madrid, en la calle Cea Bermúdez de Chamberí. En el parque más cercano hacíamos una batida de jeringuillas antes de empezar el partido, aunque siempre te encontrabas alguna entre pase y regate que con naturalidad pateabas fuera del campo.

Mi vecino del 5o murió por sobredosis dejando a dos niñas que no llegaban ni a 8 años. Enfrente del colegio estaba cada tarde el camello de turno para quien lo quisiera. Todo el mundo lo sabía. Desde cloretilo para empezar con el tema hasta jaco para los más hombres.

Todos íbamos sin reloj porque los chavales de la calle Fernando el Católico y el Parque Móvil que merodeaban los coleccionaban. A veces te pedían dinero y les decías que ya le habías dado las 50ptas que llevabas a su amigo Aarón hace media hora. Te respondía que vale, que mañana volvía a por más. Y volvía. Y le dabas unos duros rutinariamente, casi como amigos, mientras te contaba con sus ojos rojos y entre risas cómo el finde había puenteado un coche y lo había quemado en la Casa de Campo. Por supuesto no cumplió los 20.

menéame