EDICIóN GENERAL

Comienza el sorteo de mesas electorales: las excusas que te permiten librarte con la ley en la mano

Pues hay voluntarios, en la mesa que me tocó de presi, apareció un joven -de no más de 20 años- a primera hora que se presentaba voluntario por si alguien faltaba. Como al final faltó un vocal, ese hombre ocupó su lugar. Hablando con él, contaba que le gustaba y que no le venía mal ese dinero. Y sabía bastante de reglas y normas (hay que recordar que entregan un tocho a gente que no tiene ni idea de cómo funciona eso, yo era uno de ellos, claro) en esto de las votaciones.

menéame