EDICIóN GENERAL

La noche en la que Platón se volvió loco en la cárcel de Estremera y apaleó a 9 funcionarios

Y Diógenes aprovechó la confusión para mearse en el puchero y robar un hueso en la cocina.

menéame