edición general

Tenebroso Dugin, el cerebro que inspira a la extrema derecha mundial

Soy de la opinión de que se critica mucho el ser fascista, y eso hace que se envalentonen. Sé que tampoco se les puede dejar en paz, creyendo que dejarán de pedir atención, como si fueran niños, pues eso dio pie al gran auge del nazismo en los años 30. Pero, en el fondo, también siento que tienen derecho a existir. Yo no comparto absolutamente sus ideas, y sufro de tenerlos en puestos de poder, pero es cierto que tienen derecho a pensar como piensan, ya sea por beneficio, lavado de cerebro o auténtica convicción.

Solución: países separados, no por fronteras físicas sin más, sino por ideologías fijas, y que cada cual viva donde la política sea más acorde a sus ideas. Examen previo de aceptación. Deportación al país correspondiente en cuanto haya indicios de cambio de mentalidad. Dios mío, sería un caos, pero sería genial :-D
#36 El territorio no tiene porqué ir ligado a un Estado. De hecho, yo defiendo el MultiEstado, o Estado en la 3º dimensión:

Cada uno puede afiliarse libremente a un Partido, y este es el que gestiona sus impuestos, servicios,prestaciones,educación, seguridad etc etc. De esta manera, nadie tiene que politizarse, se acaban los conflictos politicos,la corrupción, y sufrir ser gobernado por quien no ha votado, el mayor problema de la Democracia.

Es la Democracia en la 3º dimensión, sin depender de un territorio, o de un único Presidente. El Monopresidencialismo es herencia de las monarquias absolutas, donde había un rey. El sistema es totalmente obsoleto.

menéame