EDICIóN GENERAL

Apuesta, apuesta, apuesta...

Sobera me caía bien pero desde que se metió al programa ese que le hace preguntas a la gente hasta hacerla llorar para que la cámara capte el momento 30 segundos sin más y ahora prestando su imagen a anuncios inmorales... Me queda claro que Sobera solo tiene la pasta por principios, lo cual deja mucho que desear.

menéame