edición general

El peligro de palabras-éxito como ‘intuición’, ‘originalidad’, ‘diversidad’ y otros vocablos

Cuando uno miente, sus palabras y descripciones se hacen vagas porque es muy costoso mantener una mentira detallada.

Con estas palabras pasa igual. Cuando alguien sabe lo que hay que hacer, es competente y ético, dice al detalle lo que piensa y da instrucciones prolijas.
Sin embargo, cuando no se sabe de lo que habla, existe el miedo a quedar en ridículo por ello, o se quiere imponer una idea sin argumentos, entonces se usan las palabras-mierda que los amables meneantes han señalado más arriba: proactividad, resiliencia, orgánico, empoderamiento...

menéame