EDICIóN GENERAL

Emilio Cao: "Me piden casi 6 años de prisión y no hice nada. Esto le podría pasar a cualquiera"

#6 el que te haya dicho que los nn.pp. No se traducen te ha engañado como a un 中國
#17 Igual así lo entiendes mejor. Y el mío desde luego no se traduce, que para eso es mi nombre y yo decido cómo me llamo y a qué hago caso. Lo demás son chorradas nacionalistas.

" En rigor, solo los nombres propios motivados y que se forman sobre léxico común son susceptibles de traducción."

" La tendencia más generalizada en la actualidad para los nombres y apellidos de personas reales es la transferencia, esto es, el empleo en el discurso español de la forma que presenta en su lengua de origen cundo esta se escribe en alfabeto latino; este tipo de expresiones, pese a su carácter extranjero, no precisa de marcación tipográfica especial."


Fuente: palestrafilologica.blogspot.com/2014/05/los-nombres-propios-extranjero
#20 así que ese es el que te tiene engañado
#69 El enlace que pongo en #20 lo explica muy bien.
#75 El enlace explica justo lo que yo te he dicho. La norma para los nombres propios no se aplica a los topónimos. Te lo vuelvo a preguntar, ¿tú no traduces London?
#76 Pues yo no veo lo mismo.

Todo el artículo gira en torno a una idea básica: " En rigor, solo los nombres propios motivados y que se forman sobre léxico común son susceptibles de traducción."

Y eso ni tan siquiera en esos casos exige que se haga. Es como mucho una elección.

Yo no digo London por costumbre. Soy gallego, y aquí tenemos bastantes casos sangrantes. El más conocido es Sanxenxo, que muchos (yo incluido) tenemos la (mala) costumbre de decir "Sanjenjo", lo cual si miras si origen etimológico, es absurdo. Y de dónde sale esa costumbre? En el caso de Galicia, muchos casos se deben al intento de españolización de Franco, sin ningún motivo etimológico, histórico, ... solo por puro nacionalismo.

En el caso de Londres, es lo que dice el artículo: tradicionalmente ha habido la costumbre de "traducir" todo, pero muchas veces sin más razón que la sonoridad o el parecido entre significantes.

Por todo ésto, y porque además es algo que ya se estudiaba en mi época en el colegio, es por lo que considero un error "traducir" nombres propios. No hay equivalencia posible. Yo soy yo, y no ese señor de Inglaterra del que dicen que somos tocayos porque alguien lo decidió así. En cambio, la mesa española si es equiparable a la "table" inglesa.

menéame