EDICIóN GENERAL

La madre de Gabriel llama al programa de Ana Rosa para afear en directo la labor de un periodista

#4 es que ese dato no hace que el niño sea mejor o peor, simplemente indica que es un niño y los niños sueltan auténticas burradas, porque no entienden el alcance de todo lo que dicen.

Me se de uno que le dijo a otro que se alegraba de que hubiesen sacrificado a su perro porque a él no le gustaban los perros, y tanto al uno como al otro les pareció un comentario completamente lógico. Y ambos son buenísimos chavales, pero a veces las sueltan gordas.

A los niños hay que corregirlos hasta que conozcan los efectos que pueden causar ese tipo de comentarios, pero que los hagan no hace que dejen de ser buenos, dulces y obedientes.

P.S.: No se si es el caso de Gabriel y realmente no me importa, ni creo que sea relevante en todo lo ocurrido.

menéame