edición general

Un profesor de Stanford vaticina el fin del sexo para procreación (ENG)

Por un lado, follar.

Por otro lado, someterse a un tratamiento hormonal durante semanas para obtener un puñado de óvulos, extraerlos bajo sedación mediante unas agujas tan grandes que parecen de dibujo animado, y luego tras la fertilización implantarlos en el útero.

Por supuesto que el que ha escrito el artículo es un hombre.

Y por supuesto que nunca podréis dar bastantes gracias a las mujeres que deciden donar óvulos.
#14 Si no has pasado por ello no tienen ni idea de lo que es. Pincharse hormonas no es lo mejor de este mundo, y se hace como último recurso, no como una opción principal.

menéame