edición general

Barcelona multó a 80 clientes de prostitutas en 2016

#6 Claro, tú lo sabes todo.

Pues mira, alguna opinión de "putas feministas" con nombre y apellidos, Natalia Ferrari y María Rot:

Ninguna de ellas querría que se regulara la prostitución o que el dueño del local la contratara como prostituta. Por muchas razones. Una: porque ellas eligen si quieren tener sexo o no, y con quién. Si estuvieran contratadas, no elegirían; estarían obligadas a hacerlo. Dos: en todos los casos, están en el armario. Su marido no lo sabe, o sus hijos, o sus familiares. Tres: no quieren ser bailarinas eróticas toda la vida, se trata de una solución temporal (varias de ellas estudian una carrera), en un futuro se plantean hacer otra cosa y saben que si en su vida laboral figurara la palabra «prostituta» se les cerrarían muchas puertas. O muchas posibles historias de amor. Muchas, para colmo, no se consideran prostitutas. A veces aceptan favores, eso es todo.
...
Favorecen el malentendido porque muchos empresarios exigen que «se legalice la prostitución», pero quieren en realidad LEGALIZAR EL PROXENETISMO. Que no es legal porque está vinculado con la trata, el tráfico de personas, la explotación y el abuso.
www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/puta-y-feminista-por-lucia-etx

Y sí, yo creo lo mismo: legalizar la prostitución es legalizar el proxenetismo.

menéame