EDICIóN GENERAL

Denuncian campaña homofóbica de neonazis en centro de Santiago: “Con mis hijos no te metas, no a la dictadura gay”

#97
No somos las personas las que de manera individual marcamos el significado de los derechos. Son organizaciones, convenciones sociales y, en buena manera, las leyes.

Tú y yo podemos dar nuestra opinión, pero a rango muy superior existen disposiciones que regulan esto.

Y respecto a qué derecho es mas importante, no hace falta recurrir a gente que "vive en una burbuja", porque no todas las discriminaciones son así de inocentes. Pongo un ejemplo (¿algo desmesurado?): "Los negros son inferiores y merecen la muerte". ¿Eso también para ti es libertad de expresión?
#100 ¿El peligro es que convenza a otras personas y que estas se le unan? Entonces quizas otros deberian presentar argumentos mejores. Si aun asi sigue convenciendo a algunas personas, no implica que vayan a tomar medidas violentas. Ya que estamos con el tema racial, la apologia del nazismo es ilegal en muchos países, no obstante hay muchos nazis que no defienden ninguna medida violenta en absoluto. Esto es un ejemplo de como la censura se extralimita y al final acaba cumpliendo una función más política que otra cosa. Cambia nazis por pro-etarras si te parece mejor o por islamistas, me da igual. Aqui mismo en España con las leyes contra la apologia del terrorismo vemos como se usa con fines políticos.

Hay que recordar que en una democracia no está solo la derecha, la izquierda y el centro. Hay un sin fin de ideas políticas que no por ser minoritarias tienen menos derecho a ser expresadas. Aunque sea una minoría peligrosa. Si de por si, adoctrinar a la población es una cosa paternalista y manipuladora, silenciarla directamente convierte a la gente en poco menos que niños en la escuela de papá estado. Yo creo que por respeto a la dignidad humana, todos debemos poder expresarnos. Y el que no le guste, como se suele decir, que no lo escuche. El otro puede rebatirle o simplemente ignorarle. Esa es su libertad. Ahora, si puedes silenciarle entonces dejais de estar en una posición de igualdad. Eres tú el que quiere que su libertad pase por encima del otro. Yo tengo la libertad de expresarme y tu de refutarme o ignorarme y eso nos convierte en iguales. Y por eso esta libertad es especialmente importante.

En definitiva, limitar la libertad de expresión tiene más inconvenientes que beneficios prácticos. ¿Realmente merece la pena limitar el derecho sobre el que se sustenta toda la democracia solo para darle un poco de seguridad? Porque si seguimos por el camino de "dame más seguridad a cambio de mis libertades" acabamos en una dictadura...

menéame