EDICIóN GENERAL

Conectada la primera planta fotovoltaica participada tras el decreto contra las renovables

#31 Ahondando en lo que dice #38

Hay una gran diferencia en una empresa que de una u otra manera busca su beneficio. Eso es PepePhone o PepeEnergy, con una cooperativa que nació para cambiar el modelo energético de un grupo de gente que entendió que la mejor manera de hacerlo era siendo ellos los motores del cambio y desde dentro, y que además está en manos de sus socios que a su vez son consumidores de lo que generan ellos mismos a través de la cooperativa.

Lo primero es una empresa más que solo busca su beneficio. Si dan buen servicio es simplemente porque ellos llegaron a la conclusión que esto les daba más beneficio, no porque realmente quieran darlo porque forma parte de su adn. El único valor real de una empresa es ganar dinero para sus propietarios.
La cooperativa tiene un trasfondo ideológico y unos valores que van más allá del mero hecho de ganar dinero. Es más, seguramente a SomEnergia le da igual ganar dinero, simplemente con ser sustentable es más que suficiente para ellos. Tienen un claro objetivo de cambio de un sector de la sociedad. Y eso tiene mucho más valor que lo que pueda organizar cualquier empresa.
#56 Es que esta gente no lee cuando decimos la palabra "cambio".

El problema es que el sector eléctrico, el energético, está en manos de unos pocos, y hay algunos que queremos un cambio: que se democratice, que todos tengamos acceso a su generación, que por ejemplo se pueda generar de una manera distribuida. Eso es bueno para el desarrollo de una sociedad.

Y mientras unos pretendemos esto, llega PepeEnergy, te revende la energía que generan esos pocos, y no hace nada más. Y no es que solo no haga nada más, es que encima está quitando fuerza a unos movimientos cooperativos que pretenden cambiar las cosas.
#56 "seguramente a SomEnergia le da igual ganar dinero". Y tan seguramente, es una cooperativa sin ánimo de lucro. El márgen que aplican al consumidor de electricidad respecto a lo que a ellos les cuesta es el 3%, que se aplica a cubrir los gastos de gestión. Este porcentaje puede variar, pero siempre bajo votación de todos los socios, como todas las decisiones.

menéame