edición general

Engaño en una merienda de niños de colegio causa indignación en Colombia

#45 soy docente y madre. Creo que los docentes nos equivocamos todos, los padres también nos equivocamos, los niños se equivocan... Si un niño dice algo ni se debe dar la razón al niño ni a los docentes (monitores, cocineros) automáticamente. Lo suyo es escuchar a ambas partes y resolver el conflicto. Si de forma automática das la razón al niño, se crece como la espuma. Si de forma automática se la quitas, deja de tener confianza en su propio juicio y apaga su sentido crítico. Averiguamos, buscamos soluciones... Si la comida es mala, por otro lado, pues se exigen responsabilidades a la empresa que la sirve, no hagamos la típica de gritar a las monitoras de comedor por servir el pescado que una empresa ha puesto en el menú.

menéame