EDICIóN GENERAL

Una orangutana construye una hamaca

Y - aunque nadie lea este mensaje -, dejo constancia de lo cansino que me resultan las discusiones acerca de palabras y palabros.

Cuando niño escuchaba una cumbia chilena (El orangután y la orangutana): y pasó una orangutana comiéndose una banana. Sonaba bien, era musical, bailable. He tenido perros y perras, gatos y gatas, y he visto huemules y huemulas, y suenan bien, musical y rítmicamente hablando. No puedo bailar el jirafo, pero sí la tucán. También he visto cóndores machos y hembras suspendidos en el viento y no hay nada más sublime para mí.

En resumen: para musicar y danzar, no tomo partido por hincha-pelotas ni hincha-pelotos. Sólo me dejo llevar.

menéame