edición general

Rivera reclama 30.000 euros a Monedero por insinuar que consume cocaína

Bromas acerca de en qué se va a gastar ese dinero debajo de la raya
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
#1 muy sutil  media
#17 buen meme forchanero, me lo guardo para mis incursiones en el lado oscuro 8-D
#1 snif... que raya decias? :-D
#1 Errónea, ya su camello salió diciendo que su cliente no consumía nada de eso.
www.elmundotoday.com/2015/12/el-camello-de-albert-rivera-desmiente-que
#1 érase Albert a una nariz pegado, y pegado a la nariz un talego enrollado.
#39 Joder el albertito, está claro que si fuese mentira, saldría con una analítica en la mano por todos los platos de España.

Coño:

i.imgur.com/NohS73r.gif

:troll:
#1 el dinero será donado en su integridad a asociaciones que defiendan la libertad y la democracia en Venezuela.
#56 bah, ese chiste no es tan gracioso como los otros.
#56 creó que se ha equivocado, y en realidad se refería a Colombia. :troll:
#56 Pues esas asociaciones destinatarias no existen en Venezuela están radicadas en Washington y pagadas por las grandes corporaciones que desean recuperar su poder sobre Venezuela.
#1 Rivera no es meneante ya que la raya aun sigue ahí. :troll:
#1 me da en la nariz que alguien habrá hecho ya este chiste
#116 Jajajaja.... en la nariz, seguro.
#1 #12 Dramatización:


{0x1f443}_____________________________________________________________________
#153
{0x1f443}_____________________________________________________
#1 Te mereces el positivo. Ay, santo meneame. Qué sería de nosotros sin los comentarios.
#1 Pero quereis dejar que se esnife lo que le salga de la polla????

(es que es nuestro posible presidente y como tal debe ser un tio super integramente LISTO... err... no cuela)
#186 El espirituoso a base de coca, el vino de Mariani, lo tomaba Freud, José Martí o la Reina Victoria entre otros... No se si Rivera bebe el alcohol de los poetas, el absenta o el de los currantes, vino con gaseosa. De él lo único que me interesa es su programa político. Pero dado el gran interés que hay por las drogas en menéame estos usuarios debieran patrocinar la liga de los abstemios.
#1 Somos tan imbéciles que estamos cayendo en el juego de la derecha. Hablar de cualquier estupidez para no tratar con seriedad los verdaderos problemas. Al final, nos guste o no, España es un país al que te lo tienes que ganar con sueños de clase media y con seriedad (al menos aparente). Estas "bromas" lo único que sirven es para además de desviar la atención, escandalizar a un porcentaje importante de mayores, provocar cierto rechazo en buena parte de la población de mediana edad y dejar en duda a gente joven trabajadora y no afín a una ideología concreta (vaya el típico tío normal que hace su vida y una vez cada cuatro años vota en unas generales sin preocuparse mucho mas por la política). Sigamos así y le daremos en bandeja el gobierno otros cuatro años a la derecha.
#1 #2 #3 #4 #5 #6 #7 #8 #9 #10 #11 #12 #13 #14 #15 #16 #17 #18 #19 #20 #21 #22 #23 #24 #25 #26 #27 #28 #29 #30

Disculpad el spam pero tengo algo que deciros



www.elmundo.es/suplementos/cronica/2009/706/1240696805.html


EUROPEAS | LA PAREJA MAS EXTRAÑA
CIUDADANOS AL DESNUDO POR DINERO
QUERIA RENOVAR la política y puede terminar solo. Albert Rivera, 29 años, líder de Ciudadanos, se ha aliado para las europeas con Miguel Durán y un irlandés que pondrá varios millones de euros

JAVIER GOMEZ

Para acariciar el efímero estrellato de la política, Albert Rivera se encarteló en pelotas. Tras perder la ropa, el imprevisible líder de Ciudadanos (C's) puede quedarse ahora sin votos, sin credibilidad y hasta sin partido.

En pleno declive electoral, con telarañas en la caja y gastado el truco del desnudo, Rivera, 29 años, se ha echado en manos de dos hombres con dinero para existir en los comicios europeos del 7 de junio: Miguel Durán, el único ciego que ha dirigido una televisión en España, y Declan Galney, un irlandés al que le van bien las esdrújulas: ultracatólico, estrambótico y forradísimo.

El y su riqueza fueron los causantes de que el Tratado de Lisboa naufragase en Irlanda, lo que le valió el apodo de «Míster No».Ahora ha decidido llevar su lucha contra Bruselas a los 27 socios de la UE, bajo la etiqueta común de un nuevo partido: Libertas.

La riqueza de Ganley, cuando menos anómala -dio el pelotazo importando aluminio soviético y apuntaló su fortuna construyendo media Albania-, se estima en unos 300 millones de euros. Según ha podido saber Crónica, ha prometido poner entre dos y tres millones para la campaña de Libertas-Ciudadanos. Un maná para Rivera: en las generales tuvo que apañárselas con 300.000 euros. «Cuando se pone sobre la mesa esa cantidad de dinero te lo planteas. Es uno de los parámetros que hemos tenido en cuenta», reconoce, sincero, Rivera.

UNA TRIPLE TRAICION

La extravagante coalición electoral del pipiolo Rivera y el inesperado Durán rubrica, según muchos militantes, una triple traición a los principios con los que Ciudadanos entró en política.

Una traición al antinacionalismo. El partido que se opuso a la identidad como vector de la política y al catalanismo de barretina concurre a las europeas del brazo de la Unión del Pueblo Salmantino, formación cuyo eslogan de garrota es: «Defiende tu tierra». Lo que excluye a la de al lado, cabe suponer.

Una traición al regeneracionismo, porque en este vagón sui generis -con los Marx echando carbón en la caldera- cabe hasta el microscópico Partido Socialdemócrata (PSD), en la órbita de José Luis Balbás, muñidor de la espantada de los tránsfugas Tamayo y Sáez que dejó al PSOE sin la Comunidad de Madrid. Y una traición a sus intenciones renovadoras, puesto que la etiqueta euroescéptica de Libertas la portan formaciones de cilicio involucionista como la Liga de Familias Polacas. En posición preminente de la lista electoral también figurarán dirigentes de la asociación antiabortista Provida.

El precio a pagar es «la destrucción de Ciudadanos», juzga Arcadi Espada, columnista de EL MUNDO y uno de los intelectuales, como Albert Boadella y Félix de Azúa, que firmaron en 2005 el manifiesto de los 15, germen del partido: «Esta coalición es un epitafio.Han creado un paquebote de losers. Una deriva grotesca que les alía con lo peor del nacionalismo europeo. Con la hez europea.Y todo por una persona sin capacidad de análisis político ni ético». Una visión que confirma un alto dirigente de Ciudadanos: «Estamos aquí por la ambición de un niño con cara bonita, sin ideología ninguna y capaz de casarse con quien le garantice poder y una portada».

Quienes no han callado su franca oposición son los otros diputados que, como el chico guapo, se sientan en el Parlamento catalán, José Domingo y Antonio Robles. Este último dejará su acta en verano: «Esto es un golpe de Estado que traiciona todos nuestros postulados».

Albert Rivera está decidido a seguir, aún a costa de terminar capitaneando un cascarón vacío: «No soy es un títere. He sido reelegido presidente y tengo que ejercer como tal». Por ahora sigue contando con la mayoría del aparato. A los que llegaban, les hacía la misma pregunta: «Si quieres colaborar, me tienes que ser absolutamente fiel».

En las autonómicas de 2006, fecha del campanazo electoral de Ciudadanos, el partido obtuvo 89.567 votos. En las municipales de 2007, bajaron a 67.298. Y en las generales recabaron 45.750 (27.408 en Cataluña). Una caída en picado que coincide y se explica con el asentamiento de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), partido de Rosa Díez, que ha fagocitado el espacio político de C's y, según algunos sondeos, lo supera ya hasta en Cataluña.

De hecho, la estrategia frente a UPyD está detrás del divorcio interno de Ciudadanos. El sector intelectual y buena parte de los militantes del partido querían una fusión, con Rosa Díez como líder. Quizás para no perder protagonismo, Rivera, ex militante del PP, siempre se opuso.

SIN GENTE NI DINERO

Ambos se conocieron en una cena en San Sebastián donde chocaron.Desde entonces, no se tragan. En público, Rivera ha tendido la mano varias veces a UPyD. En privado, fuentes del partido aseguran lo contrario: «Nuestro discurso es que no nos presentamos en Galicia y País Vasco para no restar votos al constitucionalismo.La realidad es que no teníamos dinero, gente, ni agrupaciones».

En busca de visibilidad pública, para «dar que hablar», ha apostado como lazarillo de la lista por Miguel Durán, ex militante de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), antiguo socio de Berlusconi, investigado -y absuelto- por delitos fiscales y en su día el empresario cercano al PSOE que hizo de la ONCE un imperio en era del pelotazo.

¿Quién aliñó una salsa tan atípica? Según Federico Jiménez Losantos, locutor de Cope y colaborador de EL MUNDO, fue Julio Ariza, presidente de Intereconomía, donde Durán era tertuliano y que invita asiduamente a Rivera. Los interesados lo niegan. Fuentes de C's lo confirman y colocan a otra persona por encima en este cambalache: José Luis Balbás, quien habría intentado incluso figurar como candidato.

Algunos predicen a Ciudadanos un futuro similar al de partidos de cartulina como los de Ruiz Mateos, Mario Conde y Jesús Gil.«Durán es controvertido, sí, porque es políticamente incorrecto y libre», se defiende Rivera, que se agarra a las encuestas.El 68% de los españoles conoce al que podría ser el primer eurodiputado invidente. Más que a López Aguilar, candidato del PSOE, y sólo por detrás de Mayor Oreja.

«No necesito la política para vivir. Tenía ese gusanillo y, a mis 53 años, quiero revalidarme», asegura a Crónica Durán, abogado que debe su fortuna a la industria del juego.

Cuando le preguntamos por el dinero que él y Galney podrían aportar, tira de refrán: «Algunos ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio». Sabe que el impacto es doble por su condición de invidente. Sabe que ahora su cometido es «dar que hablar».

menéame