edición general

Caso Anonymous: un sumario que pone en riesgo el derecho de defensa

#7 Churras con merinas. Lo que pasó en el caso de Garzón fue que se le acusó por haber mantenido las escuchas entre abogados y clientes cuando los abogados habían cambiado y, por tanto, se necesitaba una nueva fundamentación jurídica para mantener las escuchas, algo que Garzón no llegó a realizar. Es decir, se le acusaba de haber realizado escuchas ilegales entre abogados y cliente, lo cual tiene cierto paralelismo con lo de esta noticia.

Nada que ver con el caso de Alfón, más allá de para ganar algo de karma por mencionar el típico caso emocional que la propia razón (y la sentencia) ha desmontado de forma evidente.

menéame